Sobre mí

5:52 maria de las mercedes reviriego barbosa 5 Comments


Soy  Mercedes, trabajadora del CRPSL en el puesto de Profesional experto por experiencia. Yo tenía cinco meses cuando mi madre  nos abandonó, se quedó mi padre conmigo. Mi padre era panadero y como tenía que trabajar le decía la custodia a un hermano suyo, para poder cuidarme. Mi tío tiene seis hijos no le importo quedarse conmigo, pero en el tiempo que estuve con ellos fui maltratada, me daban biberones de vino para que no llorara y un día me bañaron con agua fuerte y me quemaron  todo el culo, apenas me cambiaban los pañales y me tenían todo el día en la misma cuna, donde apenas me hacían caso. Una vecina aviso a mi padre pues me escuchaba llorar todo el día y había visto como me trataban. Mi padre se volvió a hacer cargo de mí, pero tenía que trabajar y no podía quedarse conmigo, entonces a través de un familiar, me trajo a Tarancón  y le presento a una familia, que tenía seis hijos. El cabeza de familia al verme dijo que se quedaban conmigo, pero antes le digo que tenía que llevarme al médico para que me operaran de una hernia ( de tanto llorar) , me operaron y se hicieron cargo de mí. Tenía dos años cuando mi padre me cejo con esta familia, mi padre venia los fines de semana que podía a verme. Estuve de logopedas y psicólogos, porque no sabía bien hablar, hasta los seis años. Esta familia me cuido como si fuera su propia hija, con amor y cariño. El último curso de la E.G.B. , mi padre enfermo, lo jubilaron y me tuve que ir con él. Tuve que empezar una nueva vida, en una ciudad y un barrio marginal de Madrid ( San blas ), apartándome de una vida feliz en el pueblo con mi familia y amigos. Allí no conocía a nadie solo a una tía que vivía al lado de nosotros. Empecé el instituto y me empecé a juntar con malas compañías, empecé con un chico y él fue el que me enseño el mundo de las drogas el alcohol  y la delincuencia. Al pueblo íbamos cada vez que tenía vacaciones, los llamaba casi todos los días. Para mi has sido y serán mi familias mi madre y mis chaches. El día que cumplí 15años, acabe en el hospital con un como etílico, me volví rebelde no hacía caso a nadie, na más que a mis amigas/os. Empecé a dejar de ir al instituto malas notas yo que había sido una buena estudiante. Mi padre al ver mi comportamiento, me puso a trabajar limpiando portales, pero dinero que cogía dinero que gastaba para estar de fiesta, alcohol y drogas. Con 17 años empecé en el supermercado el Ahorramas ( polivalente), cuando me hicieron  fija, pedí el traslado para Tarancón, yo sabía que me estaba echando a perder y tenía que poner tierra de por medio, para empezar de nuevo y cambiar. A los tres años me concedieron el traslado y sin mirar atrás me fui al pueblo con mi familia. Deje al chico con el que estaba pues medí cuenta que no era una buena influencia para mí. Empecé una nueva vida para mi desde cero y al lado de mi familia. Al tiempo de llegar aquí me concedieron  un puesto fijo  en el trabajo de pescadera. Al tiempo encontré un piso al lado de mi padre y me lo compre, trayéndome a mi padre a vivir conmigo, para que me ayudara en los gasto del piso. Aunque estaba aquí viviendo seguía en el mundo de las drogas, me aparte de mis amigos dela infancia y me junte con malas compañías. Por las fiestas que me daba empecé a faltar al trabajo hasta que me despidieron, después de ocho años, lo eche todo a perder. Mi familia me ayudo a encontrar trabajo ,en   una sala de despiece de cárnicas del pueblo. Ahí estuve dos años. De la presión que tenía en el trabajo empecé  a  consumir diariamente,  hasta que empecé a encontrarme mal, empezaron los primeros síntomas de la enfermedad mental .Tal era lo mal que estaba que pedí el despido voluntario.    A mí la enfermedad mental me apareció con 25 años,  empecé muy joven a tontear con las drogas, por presión en el trabajo empecé a consumir diariamente, hasta que un día no podía dormir, apenas comía y empecé a aislarme a estar todo el día  hiperactiva. Mi entorno más cercano se dieron cuenta que algo no funcionaba bien. Al raíz de no dormir varios días y apenas comer  empecé a escuchar voces, pensaba que todo el mundo hablaba de mí, la televisión la radio mis vecinos el pueblo, hasta el punto de empezar a ver cosas a mi padre detrás de mí con un cuchillo pensaba que quería matarme, yo al ver esas cosas me encerré en mi habitación, y no dejaba que pasara nadie con mis voces y mis pensamientos y alucinaciones , pensaba que si lo contaba nadie me entendería y me encerrarían en un manicomio, me dio por salir corriendo huir de mi entorno y me refugie en el cementerio ahí está mi abuelo enterado hacía varios años y era el único que me entendía hablando varias horas me quede dormida encima de su lapida. Me encontraron los enterradores y me llevaron al médico, desde allí avisaron a mi familia y me mandaron al hospital e ingrese en la unidad de hospitalización breve de psiquiatría, me pusieron una inyección para poder descansar, estuve cuatro meses ingresada. El día  que me dieron el alta me encerré en mi casa pensaba que nadie me iba a entender que me tomarían por loca, pero gracias a mi familia y amigos/as poco a poco salí para adelante, encontré trabajo, me saque mi carnet de conducir, encontré pareja, me case y cree mi propia familia. En mi segundo embarazo deje la medicación pero la siquiatra me dijo me cuando diera a luz volviera para retomar mi medicación, pero yo no volví porque yo me veía bien a los tres meses de dar a luz tuve otra recaída y otra vez para cuenca otros cuatro meses. Pero gracias a mi familia y amigos y profesionales y fuerza de voluntad. Salí para adelante y actualmente estoy trabajando como profesional por experiencia en el centro de CRPSL de Tarancón , dando apoyo acompañamiento en fin ayudando a todo aquel que lo necesite desde mi propia experiencia a personas de enfermedad mental .

5 comentarios:

  1. Amiga,Mercedes,te metistes en el infierno de la drogra,lo que pensabas que eran buenos amigos,eran tus enemigos del infiernos,ahora que as salido del infieno,tienes que luchar para dar a tus hijas un mundo mejor tu eres la mejos educadora para tus hijas,sobre el infierno de la droga,te quiero mucho un beso muy fuerte de tu amigo,Tommy

    ResponderEliminar
  2. Mercedes me pareces una persona muy valiente las drogas y las malas compañias drestrozan la vida de cualquiera y mas si te aparece una enfermedad mental pero tu familia tu padre y los que mas te han querido y tu propia fuerza de voluntad te han echo salir adelante

    ResponderEliminar
  3. la vida te ha sido dura, pero con tu tesón y fuerza de voluntad has salido adelante, has formado una familia, eres una mujer luchadora animo.

    ResponderEliminar
  4. Enrique Viñuales Guillén3 de noviembre de 2016, 4:57

    Gracias Mercedes por compartir tu dura historia, lo importante es que has logrado salir adelante y es un gran ejemplo para todos :-).
    Un abrazo, tu compañero Kike

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, vuelve cuando quieras!!